Viernes, Julio 25, 2014
   
Text Size

Búsqueda

Dos visiones que se complementan: La investigación cualitativa y el enfoque fenomenológico

Patricia Pocovi Garzón

Si sabemos a dónde queremos ir, encontraremos los mejores caminos para llegar.


La investigación cualitativa es como un inmenso jardín que dependiendo de la estación del año muestra la riqueza y el encanto de la naturaleza, son diferentes paisajes y es el mismo jardín. Así identifico a la investigación cualitativa y los diferentes enfoques que se pueden utilizar para su realización, en la cual se deberá tomar en cuenta el marco conceptual del investigador, el fenómeno a estudiar, el enfoque de análisis y la manera en la que se dará la interpretación.

El presente artículo tiene el propósito de compartir con el lector los aportes del enfoque fenomenológico en una investigación cualitativa, mismos que se rescatan de la disertación doctoral de la autora. Para ello se describen primeramente algunas de las características de la investigación cualitativa y del enfoque fenomenológico para después explicar el método y su aplicación en investigaciones de mercados. Al final se comparten algunos de los aprendizajes y resultados.

Algo sobre la Investigación Cualitativa
De acuerdo con Stake (1999), una de las características de los estudios cualitativos es que dirigen la pregunta de investigación a casos o fenómenos y buscan modelos de relaciones inesperadas o previstas. Por otra parte, Buendía et altri (1998) definen tres objetivos de la investigación cualitativa: conocer las características del lenguaje, descubrir regularidades en la experiencia humana, y comprender el significado de un texto o una acción. De acuerdo con estos autores la metodología cualitativa es aplicable a diversos contextos y circunstancias, para el caso de estudios mercadológicos favorece la delimitación de problemas de investigación, sobre los diferentes mercados, productos y análisis del comportamiento de los consumidores, desde diferentes perspectivas dependiendo de las necesidades de información de la empresa en cuestión y de los objetivos de la investigación.

Siguiendo en la línea de las características, la investigación cualitativa se distingue por su acento en el trato holístico de los fenómenos, el cual concuerda con la epistemología constructivista del investigador cualitativo (Schwandt, 1994 en Stake, 1999). Para Stake (1999) esta visión se une a la idea de que los fenómenos guardan una estrecha relación entre sí debido a acciones fortuitas, y que para la comprensión de los mismos se requiere la consideración de una amplia variedad de contextos: temporales, espaciales, históricos, políticos, económicos, culturales, sociales y personales con la finalidad de generar y perfeccionar categorías conceptuales, descubrir y validar asociaciones entre fenómenos, comparar los constructos y postulados a partir de los fenómenos observados en escenarios distintos (Goetz, y LeCompte, 1988).

Por lo tanto, la investigación cualitativa permite al investigador, profundizar y adentrarse en la vida de los sujetos y el objeto de investigación, el propio método facilita la interacción personal de manera directa e indirecta dependiendo de los medios a utilizar. Se puede decir por lo tanto, que la metodología cualitativa promueve la relación con los sujetos para conocer sus emociones, opiniones, pensamientos y sentimientos relacionados con el tema de investigación y en contextos determinados.

Sobre lo fenomenológico
Este enfoque lleva a conocer parte de la vida de los participantes de la investigación así como su propio mundo, relacionados con el fenómeno en estudio. Es decir que su punto de partida es la vida de las personas, se enfoca en cómo las experiencias, significados, emociones y situaciones en estudio son percibidos, aprendidos, concebidos o experienciados (Lucas, 1998).

Para Morton (1992 en Drew, 2001) la fenomenografíai es el estudio empírico de un número limitado de formas cualitativas diferentes por medio de las cuales experimentamos, conceptualizamos, y/o entendemos un fenómeno en particular. Estas experiencias y entendimientos diferentes son caracterizados en términos de categorías de descripciones, lógicamente relacionadas entre sí, y formando jerarquías en relación a los criterios dados. Tal conjunto de categoríasii ordenadas de la descripción es llamado el resultado del espacio del fenómeno en cuestión. Los participantes en el estudio son invitados a reflexionar previamente en aspectos no tematizados del fenómeno. El análisis se lleva de manera iterativa (dependiendo de las respuestas de los sujetos) sobre esas reflexiones. Son discutidas por los participantes las formas diferentes y distintivas de experienciar el fenómeno, las cuales son las unidades de análisis y no los individuos en particular. Las categorías de las descripciones corresponden a esas maneras diferentes de entender y la relación lógica que puede establecerse entre ellas, lo cual constituye el principal resultado de un estudio fenomenológico.

Parte de la riqueza del enfoque está en la posibilidad de obtener descripciones de las experiencias sobre el fenómeno en estudio, tal y como las viven los sujetos. Esto se da a través de la colaboración y la validación ínter subjetiva, la cual busca revelar sus fundamentos estructurales en términos de significados.

El enfoque fenomenológico es un método de investigación muy utilizado en los contextos educativos. Sin embargo, se considera un enfoque muy aplicable en el campo mercadológico, especialmente en los estudios de comportamiento del consumidor. De acuerdo con Sixmith y Sixmith (1987) al utilizar el enfoque fenomenológico se debe ir más allá de la superficie de las cosas para reflejar sobre ellas las experiencias de los sujetos en el mundo. Tomando como referencia a Lasso (1997) es tratar de recuperar los mundos construidos de los consumidores.

Aplicación del método
Del estudio de Brew (2001) se obtienen aportaciones importantes, la autora hace énfasis en que las tareas de las investigaciones fenomenológicas son primeramente separar las variaciones en las cuales se experiencia el fenómeno. Luego, se integra un mapa conceptual para identificar las diferentes maneras de relación entre las partes que las compone, para posteriormente buscar detectar la interpretación y el significado que las personas le dan a la experiencia y vivencia del fenómeno en cuestión.

La metodología de este enfoque, busca estructurar un mapa y referenciar las relaciones de las variables de acuerdo a como se vive (experiencia) el fenómeno en particular. El reto para el investigador por lo tanto, estará en la interpretación de todo lo observado. De acuerdo con esta perspectiva los seres humanos, la cual coincide con el enfoque fenomenológico (Lucas, 1998; Sixsmith & Sixsmith, 1987), crean interpretaciones significativas de su entorno social y físico, es decir, de los comportamientos e interacciones de las personas y objetos de ese medio ambiente. Nuestras acciones, consiguientemente, están condicionadas por los significados que se otorgan a las acciones de las personas y a los objetos con los que se relacionan. Una investigación que descuida estos aspectos está claro que no reflejará todas las dimensiones de esa realidad, e incluso se podría decir que captará lo menos revelador de ella.

Para ello, Husserl (1950 en Sixmith y Sixmith, 1987) sugiere que el método fenomenológico debe ser:
- Sin supuestos
- No especulativo
- Describir el fenómeno como es experimentado
- Empírico y científico como un método
- Generalizable a través de situaciones

¿Cómo aplicar el enfoque?
Drew et al (2001) recomiendan los estudios fenomenológicos como un método distintivo de investigación cualitativa que deberá tomar en cuenta las siguientes consideraciones al definir los objetos/ sujetos de investigación:

1º Un enfoque no-dualista donde el individuo y el fenómeno son inseparables. La experiencia a ser estudiada significa que el estudio tiene que clarificar el foco en una tarea específica o fenómeno que lleve a encontrar esa experiencia. Por ejemplo: Cambios en los hábitos y costumbres de compra tradicional –vía Internet- en los jóvenes de clase media. Por lo que el contexto a explorar puede ser la reflexión que los consumidores realizaron sobre su experiencia, creencias, entendimiento y significado que le dan a las nuevas condiciones de compra personal y/o vía Internet. Por otra parte se pueden identificar sus paradigmas con respecto a los cambios, la tecnología de información y comunicación y sus necesidades de compra. Entre otras variables dependiendo del objetivo de la investigación.

2º Utilizar la entrevista en profundidad. Durante el proceso se debe buscar relacionar la información con el segundo orden natural del enfoque de la observación, en el cual se requiere que los entrevistadores se centren en platicar con los sujetos sobre cómo viven y lo que los motiva a incursionar en la compra electrónica, por ejemplo.

3º Identificar la variación, es decir las diferentes experiencias que viven los sujetos. Esto requiere de una visión distintiva para analizar la transcripción de la entrevista para no poner mucha atención en elementos que fueron similares a través de todos los datos, y poner atención en aquellos que tienen relación interna y dan variación. Esto lleva a la construcción de jerarquías de los componentes estructurales del estudio. A partir de los datos se construye un mapa con las variables y sus relaciones que facilitan el análisis de las categorías encontradas.

4º Una última consideración es la intención para lograr la empatía con los participantes a través de la experiencia de la entrevista.

Aportes detectados
Como parte de la experiencia de la aplicación del enfoque fenomenológico en una investigación educativa se menciona lo siguiente:
El método fenomenográfico permite adentrarse a ese mundo de los sujetos para identificar cómo viven los cambios y bajo que condiciones trabajan o viven. Así como definir el significado que le dan a estos procesos.

Es posible la realización de estudios empíricos para recuperar las vivencias sobre procesos de cambio en períodos determinados.

Lo anterior ayudó a identificar significados y experiencias por las que han pasado los sujetos y de ahí que adquiera importancia la recuperación de los factores personales para especificar las formas de vida, trabajo, percepciones y posibles cambios en el fenómeno en estudio. Giorgi (1997) describe que uno de los aspectos claves del enfoque fenomenológico es la especificación del fenómeno a nivel consciente, en el sentido más comprensivo, es decir que se da un significado preciso tanto a nivel consciente como intuitivo a la experiencia total de una sola persona.

Para cuidar los aspectos relacionados con los significados que los sujetos otorgan a las acciones y a la realidad, se recomienda planear muy bien el método de recolección de datos. La entrevista en profundidad es recomendable, para la cual se debe desarrollar un protocolo de la misma que permita a los investigadores mantener el enfoque de acuerdo a los propósitos y objetivos del estudio, así como buscar el nivel de empatía necesario para que los entrevistados se sientan con la confianza para expresar y compartir sus experiencias y vivencias. A la vez durante el proceso de análisis de la información se recomienda definir categorías y subcategorías, tratando de integrar los datos tal cual fueron expresados por los entrevistados, respetando su lenguaje, opiniones y creencias. Y un último punto es hacer uso de la triangulación por medio de la invitación de otros investigadores que aporten su visión e interpretación sobre la información obtenida.

Se considera por lo tanto, que el enfoque fenomenológico es una metodología adecuada para estudios relacionados con los cambios en los comportamientos de consumo ya que permite hacer observaciones de los individuos en un contexto dado e identificar el significado que le dan a la experiencia de compra. A su vez facilita la identificación de variables que esten afectando sus percepciones, motivaciones, aprendizajes y de manera particular la recuperación de las experiencias previas y los significados que los individuos-consumidores le dan a sus propias acciones durante la decisión de compra y actitudes postcompra.

Referencias
Brew, A. (2001). Conceptions of research: a phenomenographic study. Studies in Higher Education. Volumen 26, No.3.
Buendía, E.L., Dolás, B. P., Fuensanta, H. P. (1998). Métodos de investigación en psicopedagogía. México: Ed. McGrawHill.
Drew, L; Bailey, S.; Shreeve, A. (2001). Phenomenographic research: Methodological issues arising from a study investigating student approaches to learning in fashion design. Paper presented at The Higher Education Close Up Conference 2, Lancaster University.
Giorgi, A. (1997). The theory, practice, and evaluation of the phenomenological methods as a qualitative research procedure. Journal of Phenomenological Psychology. Vol. 28 Issue 2, p235.
Giorgi, A. (1999). A phenomenological perspective on some phenomenographic results on learning. Journal of Phenomenological Psychology. Vol.30 Issue2.
Goetz, J.P. y LeCompte, M.D. (1988). Etnografía y diseño cualitativo en investigación educativa. Madrid: Editorial Morata.
Lasso, P. (1997 ). La evolución de los saberes sobre el consumidor. Mercadotecnia Global. Año1, Número 2. Noviembre. Consultado de la WEB el 2 de Agosto 2004 en http://www.biblio.iteso.mx/publica/mktglobal/mktglobal/
Lucas, U. (1998). “Accounting for the world” and “the world of accounting”: phenomenographic research in accounting education. Paper presented at
Higher Education Close Up, at University of Central Lancashire, Preston.
Shimmissé, E. (1996). A glossary of basic philosophical concepts. Consultado de la web el 12 octubre 2002 . http: www.
Sixsmith, J. A. and Sixsmith A. (1987). Empirical phenomenology: principles and methods. Quality and Quantity 21, 313-333
Stake, R.E. (1999). Investigación con estudio de caso. Segunda Edición. Madrid: Ediciones Morata.
Schostak, J. F. (2002). Understanding, designing and conducting qualitative research in education: framing the project. Great Britain: Open University Press.
Turban, E. (1988). Review of expert systems technology. IEEE Transactions on engineering management. Vol. 35, No.2
Patricia Pocovi Garzón
Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla
Notas

1. Profesora de nuestro departamento en el Iteso.
i. Giorgi (1999) hace la distinción del método fenomenográfico como el camino para un enfoque específico que lleva al investigador a identificar, formular y atacar cierta clase de preguntas relevantes de investigación para aprender y entender situaciones educativas (Morton y Booth, 1997). Por otra parte la fenomenología busca la esencia básica del fenómeno en estudio, donde lo que se desea es capturar la riqueza de la experiencia. Por lo tanto, en la investigación se toman los dos enfoques como complementarios para sustentar la metodología y análisis de la investigación.
ii. Las categorías constituyen la base y las condiciones de una sustancia, es un concepto que nos remota al significado original que Aristóteles le da como lo predicable (basado en sus investigaciones sobre la Lógica) o la característica más fundamental del Ser (proviene de kategoreomai). Las categorías por lo tanto, son los predicados más universales, más fundamentales de todos los predicados. Nominalmente describen la forma de la sustancia en sí. Por lo tanto, las categorías pueden ser lógicas (es decir epistemológicamente las categorías son condiciones y maneras de conocer los elementos más fundamentales sobre los cuales la verdad se presenta. Por otra parte, Aristóteles maneja diferentes categorías en sus manuscritos lógicos. Aristóteles enumera 10 categorías, algunas veces 8 categorías a saber : (substance=what (a tree, a tiger), quality=how (color, sweat, elastic), quantity=how many (one, three, fifty), relation=related to something), time=when (2:30 p.m.), place=where (at the university, in New York), situation =how(to lie, to stand), possession=to have (wearing a T-shirt, having a knife in the hand), action (to hit), passion (to suffer) ...) (Shimmissé, 1996).

ITESO
Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente
Departamento de Economía, Administración y Mercadología (DEAM)